Breaking News

Lo que significa en el contexto Hebreo, Restaurar El Altar. Pr. Pascual Riera

 

 

 

P-Riera

Pastor PASCUAL RIERA PEROZO

 

 

RESTAURANDO EL ALTAR

 

“Y edificó Noé un altar a Dios, y tomó de todo animal limpio y de toda ave limpia, y ofreció holocausto en el altar. Génesis 8:20.

Y colocó el altar del holocausto a la entrada del tabernáculo, del tabernáculo de reunión, y sacrificó sobre el holocausto y ofrenda, como Dios había mandado a Moisés. Éxodo 40:29.

 

Cuando entraban en el tabernáculo de reunión, y cuando se acercaban al altar, se lavaban, como Dios había mandado a Moisés. Éxodo 40:32.

 

Entonces dijo Elías a todo el pueblo: Acercaos a mí. Y todo el pueblo se le acercó; y él arreglo el altar de Dios que estaba arruinado. 1 Reyes 18:30.

 

Desde los tiempos antiguos encontramos hombres como Noé, Abraham, Isaac, Moisés, David, Gedeón etc. Quienes construyeron altar al Señor; el altar era un símbolo de sacrificio, adoración y muchas veces se construía para recordar la promesa de Dios. En el tabernáculo de reunión y en el templo de Salomón se construyó el altar de bronce y el del incienso en donde se ofrecía el holocausto y se quemaba el incienso aromático respectivamente.

 

Sabemos que lo del antiguo testamento fue una sombra y figura de lo que habría de venir, hoy nosotros también somos llamados en Romanos 12:1 a presentar nuestros cuerpos en sacrificio vivo, santo, agradable a Dios; al igual como eran ofrecidos los sacrificios en los tiempos antiguos con la única diferencia que ahí se ofrecían animales sacrificados pero ahora somos nosotros invitados al altar voluntariamente en un sacrificio vivo a ofrecernos a Dios.

 

Nos podríamos preguntar: ¿Cómo se restaura el altar, cuales son los principios para restaurarlo? Para poder responder es necesario saber el significado de la palabra altar, a continuación estudiaremos su significado.

 

La palabra altar viene del hebreo MIZBEAJ cada una de las letras que forman esta palabra tiene un significado, en cada consonante suprimiendo las vocales.
La letra M significa: Mejilá = Perdón
La letra Z significa: Zejut = Derecho, justicia, buenas acciones
La letra B significa: Beraja = Bendición
La letra J significa: Jayim = Vidas.

 

Esto nos da a entender que si nosotros restauramos cada uno de estos conceptos en nuestras vidas tendremos un altar en restauración constante, el profeta Elías restauro el altar del Señor que estaba arruinado, la palabra arreglo = rafá (hebreo) significa restaurar, sanar, curar, remendar con puntadas. Lo que hizo el profeta fue sanar el altar que estaba arruinado = jarás (hebreo) que significa: tirar hacia abajo en pedazos, romper, destruir, derribar, desbaratar. Por eso es necesario restaurar el mizbéaj (altar) restaurando cada uno de los elementos que lo conforman.

 

MEJILA = PERDÓN

Este es el primer principio que hay que restaurar, ya que el perdón es básico en la restauración de cada persona por ejemplo: Cristo perdono nuestros pecados, nosotros somos llamados a perdonar el pecado que se comete en contra nuestra, en Mateo 5:23-24 dice: Por tanto, si traes tu ofrenda al altar (misbéaj) y allí te acuerdas de que tu hermano tiene algo contra ti, deja allí tu ofrenda delante del altar, y anda, reconcíliate primero con tu hermano, y entonces ven y presenta tu ofrenda.

 

 

Si deseamos tener un altar restaurado empecemos restaurando el perdón, el Señor cuando le enseño a sus discípulos a orar les dijo: Cuando vosotros oréis al Padre diréis: y perdónanos nuestras deudas, como también nosotros perdonamos a nuestros deudores. Un día Pedro se le acercó y le dijo: Señor, ¿Cuántas veces perdonare a mi hermano que peque contra mí? ¿Hasta siete? Jesús le dijo: No te digo hasta siete, si no a un hasta setenta veces siete. Mateo 18:21-22.

 

Muchas veces hay pueblo de Dios que es entregado a verdugos por falta de perdón hasta que no se pague el último de los cuadrantes; Jesús dijo: Así también mi Padre celestial hará con vosotros si no perdonáis de todo corazón cada uno a su hermano sus ofensas. Leer Efesios 4:31-32.

 

ZEJUT = DERECHO, JUSTICIA, BUENAS ACCIONES

El segundo principio que tenemos que restaurar son las buenas acciones, nadie puede decir que ha perdonado si sus acciones u obras son malas ya que el perdonar nos abre una puerta a las buenas acciones la biblia dice que Caín mato a su hermano Abel porque sus obras eran malas y las de Abel justas. 1 Juan 3:12 No como Caín que era del maligno y mató a su hermano, ¿Y por qué causa le mató? Porque sus obras eran malas, y las de su hermano justas.

 

El apóstol Judas nos dice: ¡Ay de ellos! Porque han seguido el camino de Caín; Dios no desea que su pueblo este andando en el camino de Caín, somos llamados a caminar como Jesús anduvo, Él dijo: Yo soy el camino la verdad y la vida.

 

Hebreos 13:15-16dice: Y de hacer bien y de la ayuda mutua no os olvidéis; porque de tales sacrificios se agrada Dios. Él no desea que solo presentemos sacrificios de alabanza sino que también sacrificios de buenas acciones. Si hemos perdonado verdaderamente las buenas acciones lo van a evidenciar.

 

BERAJA = BENDICIÓN

Lo tercero que tenemos que restaurar es la bendición. Cuando hemos perdonado y hemos dejado que las buenas acciones lo cual representa justicia se den en nuestra vida estamos ya preparados para poder bendecir, el misbéaj también representa bendición. En Números 6:22-27 el Señor le dijo a Moisés la forma en que serían bendecidos los hijos de Israel por parte del sacerdocio: de lo cual podemos entre sacar:

Dios te bendiga y te guarde. (Favor y protección)

Dios haga resplandecer su rostro sobre tí. (Complacencia)

Dios tenga de ti misericordia. (Piadoso y compasivo)

Dios alce sobre ti su rostro. (Aprobación)

Dios ponga en ti paz. (Confianza)

 

Cuando estas cinco bendiciones las establecemos sobre otros estas también nos alcanzaran a nosotros la palabra de Dios nos enseña a bendecir y no a maldecir. Romanos 12:14: Bendecid a los que os persiguen; bendecid, no maldigáis; Mateo 5:44: Pero yo os digo: Amad a vuestros enemigos, bendecid a los que os maldicen, haced bien a los que os aborrecen, y orad por los que os ultrajan y os persiguen.

 

Santiago 3:9-10 nos dice: Con ella bendecimos al Dios y Padre, y con ella maldecimos a los hombres, que están hechos a la semejanza de Dios. De una misma boca proceden bendición y maldición. Hermanos míos, esto no debe ser así. Así que somos llamados a bendecir y el altar se estará restaurando en nuestra vida, familia, trabajo e iglesia.

 

JAYIM = VIDAS

Este es el cuarto principio de un altar restaurado el cual se va a caracterizar por tener vida, vida personal, familiar y congregacional. La Biblia nos enseña que nosotros estábamos muertos en nuestros delitos y pecados.Efesios 2:1.Y Dios nos dio vida, nuestras obras eran muertas; Jesús vino a nuestro corazón y nos dio de su vida por eso Juan 1:4 dice: En él estaba la vida, y la vida era la luz de los hombres.

 

La vida que hoy tenemos la podemos manifestar a otros ya que la palabra de Dios dice en 1 Juan 5:11-12: Que Dios nos ha dado vida eterna; y esta vida está en su Hijo y el que tiene al Hijo, tiene la vida; el que no tiene al Hijo de Dios no tiene la vida. Cuando hemos perdonado, y tenemos buenas acciones, bendiciendo y siendo bendecidos como resultado la vida de Dios se hará manifiesta. Que Dios te bendiga y que esta palabra edifique tu alma.

 

About The Author

Related posts