Breaking News

CUARTA MALDICIÓN “ARAR”

M-Campos-E

Pastor, A. Campos

 

4.  CUARTA MALDICIÓN “ARAR”

ARAR es un vocablo que aparece en Malaquías:

Mal 2:2 Si no oyereis, y si no decidís de corazón dar gloria a mi nombre, ha dicho Jehová de los ejércitos, enviaré maldición (ARAR) sobre vosotros, y maldeciré vuestras bendiciones; y aun las he maldecido, porque no os habéis decidido de corazón.

 

Glorificar a Dios entre otras cosas, es honrarle obedecerlo, respetarle y someterse a lo que él dice etc.

La cuarta maldición que opera en los aires es ARAR. Ésta tiene el poder de que una persona, familia o nación, se vuelva abominable, antipática, repulsiva, rechazada, despreciada, fastidiosa; nadie quiere estar con esa persona.

Alguien que ha sido alcanzado por esta maldición, siempre está pensando que hablan mal o en contra de ella o él; está llena de complejos; se siente rechazada(o) y humillada(o) por los demás

Un ejemplo de “ARAR” es cuando Eva mujer de Adán estando informada y mentalizada para obedecer a Dios, oyó y obedeció a la voz de la serpiente.

(Gen 3:6 Y vio la mujer que el árbol era bueno para comer, y que era agradable a los ojos, y árbol codiciable para alcanzar la sabiduría; y tomó de su fruto, y comió; y dio también a su marido, el cual comió así como ella.)

ARAR, fue la maldición con que Dios maldijo a la serpiente en el huerto (Gn. 3:14)

Cuando lee Génesis 3:14, notará que la serpiente fue confinada a ser despreciada y vivir una vida arrastrada, y llama la atención esto cuando se ven personas en tales apreciaciones, hasta naciones arrastradas y despreciables, ARAR, no es un juego, se buscaran soluciones humanistas y no habrá resultados; la única forma de desactivar ARAR, es lamentar la ofensa a Dios y humillarse reconociendo el pecado y el estado de condenación satánica en que se vive.

Esta maldición hizo de la serpiente un ser repugnante y despreciable.

No dar Esplendor al nombre del Señor y dejarse convencer de malos consejos, activan ARAR.

Cuando una persona, nación, familia o grupo eclesiástico cae en los siguientes síntomas, está bajo los efectos la maldición “ARAR”:

vAbominable

vAntipática

vRepulsiva

vRechazada

vDéspota

vIndiferente a Dios

vDespreciable

vFastidioso (a)

vNadie quiere estar en la tal nación o con la tal persona

Cuando alguien ha sido alcanzado por esta maldición, se llena de complejos de víctima, siempre piensa de que nadie lo quiere, y todos hablan mal de él. La mente de la persona se pone hostil y estrecha, todo lo procesa mal; no es posible progresar al lado de una persona que está siendo víctima de ARAR.

No darle gloria al nombre de Señor y dejarse convencer de malos consejos. Torcer la palabra para hacer pecar a  una persona, familiar o hermano en la fe, desata ARAR

Cuando una persona o nación, pierden el don de Dios y el atractivo de gracia, ARAR está ahí en detonación

Torcer la palabra para hacer pecar a un hermano desata ARAR de forma inmediata.

Por ejemplo cuando un amigo le dice al otro: Prueba una vez y luego pides perdón no es pecado, o una amiga a la otra, “un beso que le des no es malo solo que no hagan el amor; tu esposo ni cuenta se dará” o cualquier otra incitación torciendo lo justo, traerá la maldición ARAR de forma enérgica sobre cualquier persona, ya que la Palabra de Dios dice que todo lo que hagamos, lo hagamos para la honra del Señor todopoderoso

Un ejemplo de ARAR es Apocalipsis 2:20

Nos habla del espíritu de Jezabel, quien incita a los siervos del Señor a comer de lo sacrificado a los ídolos. Es un espíritu que tiene como finalidad activar la maldición ARAR dando consejos torcidos a la voluntad de Dios donde el libertinaje en su punto de apoyo.

About The Author

Related posts